Cargando...

Dr. Delfín Gavilano Buleje - Neumólogo

 

 

 

 Vea otros videos del Dr. Gavilano Buleje
         Asma         


Si tienes cualquier problema respiratorio, como puede ser una bronquitis o asma, la mejor solución para curar tu enfermedad es acudir a la consulta de un especialista en el tema, es decir, a los neumólogos.

El mejor remedio, tanto para este tipo de enfermedades como para otra cualquiera, es acudir al neumólogo en cuanto veamos cualquier pequeño síntoma de este tipo de enfermedades, ya que cuanto antes se detecte el motivo más efectivo será el tratamiento.

Las enfermedades respiratorias son más frecuentes cada vez, sobre todo en las grandes ciudades donde los niveles de contaminación son superiores, por lo que la presencia de buenos neumólogos que nos ayuden a combatir todos los problemas de salud derivados de problemas respiratorios se hace más necesaria. Es posible acudir a estos especialistas en hospitales o centros médicos donde cuenten con un médico cualificado en este área. 

Otra causa de las enfermedades respiratorias es el consumo de tabaco, un hábito que termina ocasionando la aparición de graves problemas en los pulmones. Esto también ha terminado colapsando las consultas de algunos neurólogos, que han visto como el número de pacientes que reciben no deja de aumentar. 

El neumólogo está capacitado para la toma de decisiones terapéuticas y diagnósticas en enfermedades como:

- Neumonía
- Asma
- EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)
- Enfermedades del Intersticio Pulmonar
- Enfermedades ocupacionales con afectación respiratoria
- Cáncer Pulmonar
- Derrame Pleural
- Trastornos Respiratorios del Sueño
- Hipertensión Pulmonar
- Tuberculosis Pulmonar
- Fibrosis Quística
- Tromboembolia Pulmonar
- Vasculitis Pulmonar

 

El Dr.Delfin Gavilano Buleje es uno de los neumólogos más populares en Lima. En este Neumólogo podemos encontrar multitud de tratamientos y servicios para todo tipo de enfermedades, como pueden ser asbestosis, síndrome de distrés respiratorio agudo, estatus asmáticoEPOC y absceso periamigdalino.

 

        Especialidades               
 Espirometrías     VER MÁS
 Fibrobroncoscopía       VER MÁS 
 Biopsias    VER MÁS
 Asma    VER MÁS
 Enfermedades respiratorias  

 VER MÁS

 

 

Espirometrías

La espirometría consta de una serie de pruebas respiratorias sencillas, bajo circunstancias controladas, que miden la magnitud absoluta de las capacidades pulmonares y los volúmenes pulmonares y la rapidez con que éstos pueden ser movilizados (flujos aéreos). Los resultados se representan en forma numérica fundamentados en cálculos sencillos y en forma de impresión gráfica. Existen dos tipos fundamentales de espirometría: simple y forzada.

La gráfica que imprime el espirómetro representa en el eje vertical (las ordenadas) el volumen del flujo de aire (L/s) en función del tiempo, en el eje horizontal (las abscisas).

Espirometría Simple

En la espirometría simple se obtienen:

- Volumen corriente (TV): es la cantidad de aire que se utiliza en cada respiración (inspiración y espiración) no forzada, es decir el aire utilizado durante el ciclo respiratorio. Por convenio se mide el volumen espirado ya que normalmente el inspirado y el espirado no son idénticos. Es aproximadamente de 500 ml.
- Volumen de Reserva Inspiratoria (VRI): es la cantidad máxima de volumen de aire que se puede inspirar partiendo del Volumen Corriente. es de aproximadamente 3000 ml.
- Volumen de Reserva Espiratoria (VRE): es la cantidad máxima de volumen de aire que se puede espirar partiendo del Volumen Corriente y bajo éste. Es aproximadamente de 1700 ml.
- Capacidad Vital (VC): es el volumen máximo que somos capaces de inspirar y espirar, en condiciones normales y es la suma del volumen corriente y los volúmenes de reserva inspiratorio y espiratorio. La Capacidad Vital Forzada (CVF) es la capacidad máxima de captar y expulsar aire, en condiciones forzadas, por lo que siempre será mayor la CVF que la CV.

Otro volumen importante que no se puede medir con el espirómetro es el Volumen Residual, el cual es el volumen de aire que queda en los pulmones al final de una espiración máxima sin poder ser liberado de los pulmones. (Este volumen solo se pierde cuando cesa la función pulmonar, es decir el óbito). El volumen residual es de aproximadamente 1200 ml. Sumando la Capacidad Vital con el Volumen Residual da la Capacidad Pulmonar Total.

 Espirometría Forzada

En la espirometría forzada se grafica la velocidad del flujo de aire en función del volumen pulmonar, y se obtienen:

- Volumen Espiratorio Forzado (VEF): es la cantidad de aire expulsado durante el primer segundo de la espiración máxima, realizada tras una inspiración máxima.
- Capacidad Vital Forzada (CVF): similar a la capacidad vital (VC), pero la maniobra es forzada y con la máxima rapidez que el paciente pueda producir. Se emplea esta capacidad debido a que en ciertas patologías, es posible que la capacidad de aire forzado de los pulmones puede ser menor a la capacidad vital durante una exhalación más lenta.
- VEF/CVF: es la relación, en porcentaje, de la capacidad forzada que se espira en el primer segundo, del total exhalado para la capacidad vital forzada. Su valor normal es superior al 80%.
- Flujo espiratorio forzado entre el 25% y el 75% de la capacidad vital forzada (FEF25-75): es un cálculo obtenido de dividir la línea en la gráfica de la espiración forzada total en cuatro partes y seleccionar la mitad media, es decir, entre el punto del 25% hasta el 75% de dicha recta. 

Indicaciones:

- Evaluar la función pulmonar ante la presencia de síntomas respiratorios.
- Diagnóstico y seguimiento de pacientes con enfermedades respiratorias.
- Evaluar el riesgo de procedimientos quirúrgicos asi como la respuesta terapéutica frente a diferentes fármacos o en ensayos clínicos farmacológicos.
- Estudios epidemiológicos que incluyan patología respiratoria.

 

Fibrobroncoscopia

La broncoscopia es una técnica de visualización de las vías aéreas bajas usando un broncoscopio flexible o rígido, la cual puede ser utilizada con fines diagnósticos o terapeúticos.

Esta técnica se utiliza para el examen de la vía aérea, entre otros fines, para el diagnóstico de procesos inflamatorios, infecciosos, tumorales, hemorrágicos y la ubicación de cuerpos extraños.

Existen dos tipos de broncoscopios: flexible (fibrobroncospia) y rígido. La fibrobroncospia se realiza generalmente bajo anestesia local, con paciente despierto. La broncoscopia rígida puede ser usada para la extracción de cuerpos extraños o la colocación de stents; este procedimiento se realiza generalmente bajo anestesia general.

Una broncoscopia flexible diagnóstica es un tipo de broncoscopia que permite la inspección de las vías aéreas en pocos minutos sin la necesidad de intubación o de anestesia general utilizando un fibrobroncoscopio.

La broncoscopía flexible consiste en utilizar un aparato flexible de manera tubular, en cuyo extremo existe una cámara microscópica de aproximadamente 2 mm y haces de fibra óptica para llevar la luz de una fuente en el extremo distal a través de un sistema de lentes. Conectado del lado del operador, se encuentra un procesador de imagen o un visor en el cual se proyecta la imagen que está distalmente en la cámara. De esta manera se puede introducir este aparato y lo que está justo al frente de la punta del dispositivo es lo que se observa a través de la pantalla al ojo humano y lo que se capta, de acuerdo a la resolución y a la calidad de los equipos, así se puede llevar a una conclusión diagnóstica: a mayor calidad del equipo, mayor calidad de imagen. 

Esto trae una consecuencia importante sobre la visón que tiene el endoscopista de la vía aérea generalmente se hace una inspección de la nariz, la boca, para decidir el sitio por donde se va a introducir el aparato, una vez que se escogió la vía de abordaje al paciente se le anestesia con un anestésico local, generalmente lidocaína al 10%, se le instruye sobre las maniobras y usualmente se utiliza sedación liviana para que el procedimiento sea mejor tolerado, se inspecciona las cuerdas vocales, la laringe, la tráquea, los bronquios principales y los diferentes segmentos. Si el endoscopista tiene una visión de alguna lesión importante de la cual debería de tomar alguna biopsia se toma o se podría tener también dispositivos diagnósticos como cepillados o lavados bronquiales para hacer citologías.

La broncoscopía por fibra óptica usando equipo flexible ha tenido por más de 30 años un avance para el diagnóstico rutinario y, a veces el tratamiento de una gran variedad de patologías broncopulmonares:

- Cáncer (broncogénico o metastático)
- Tuberculosis,
- Bronquiectasias
- Infecciones pulmonares, incluyendo la recolección de muestras para el laboratorio (citología del lavado bronquial, cultivo microbiológico, etc.) 

 

Biopsias

La biopsia abierta continúa siendo el método más certero para establecer el diagnóstico de cualquier proceso patológico presente en el pulmón. Cuando está bien indicada, correctamente realizada, y cuando el manejo de la muestra es el adecuado, es posible efectuar una evaluación confiable de la enfermedad pulmonar en la gran mayoría de los casos.

Existen dos aspectos fundamentales para el éxito del procedimiento: El primero tiene que ver con la toma de una muestra adecuada de tejido pulmonar y el segundo con el manejo y la interpretación del material obtenido. El primer aspecto depende del estudio cuidadoso del paciente previo al procedimiento, e incluye la revisión y evaluación de la condición clínica del paciente, los estudios llevados a cabo y el análisis y discusión con los médicos  tratantes de los diagnósticos más probables. El cirujano debe considerar y planificar el abordaje quirúrgico más adecuado en cada caso; en algunas circunstancias, es posible realizar un procedimiento limitado y en otras puede ser necesaria una toracotomía exploradora formal con toma de múltiples muestras del pulmón, ganglios del mediastino, pleura, etc. Debe analizarse la posibilidad de utilizar el recurso de la cirugía video asistida que, en mi concepto, tiene varias ventajas, particularmente en lo relacionado con la calidad de la exploración de la calidad pleural, dolor postoperatorio y la recuperación funcional del paciente. Es importante definir el sitio donde se realizara el procedimiento, debido a que algunos pacientes se encuentran críticamente enfermos y su traslado a la sala de cirugía puede ser muy riesgoso. En estas circunstancias debe analizarse la conveniencia y la factibilidad de hacerlo en la unidad de Cuidados intensivos. 

Es muy importante tener en cuenta que la biopsia abierta del pulmón siempre debe ser considerada un procedimiento de cirugía mayor, cuyos riesgos se incrementan de manera significativa en la medida en que el deterioro de la función pulmonar es mayor. Por lo tanto, deben tomarse todas las medidas necesarias que garanticen la obtención de material diagnóstico y su procedimiento adecuado.

Las ventajas de la biopsia abierta del pulmón son evidentes: Es un procedimiento directo, pueden tomarse muestras de un tamaño adecuado para estudio histológico, microscopia electrónica, microbiología y otros estudios especiales. Pueden tomarse muestras de diferentes áreas del pulmón y de otros sitios, tales como ganglios linfáticos, pleura y pericardio. No obstante, entre las desventajas hay que mencionar que se trata de una cirugía mayor que requiere hospitalización y anestesia general, y que acarrea costos mayores que otros procedimientos más sencillos. Aunque el riesgo quirúrgico es bajo, es mayor que el de la biopsia transbronquial en el paciente promedio sin hipertensión pulmonar ni trastornos de la coagulación. 

 

Asma

El asma es una enfermedad del aparato respiratorio. El Aparato Respiratorio está formado por las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios principales y los pulmones y es un conjunto de órganos cuya función es conducir el gas necesario para vivir (oxígeno) hasta la sangre y eliminar al exterior del cuerpo el gas nocivo (anhídrido carbónico) producido por cada célula del organismo.

En la inspiración, el aire entra por la nariz y llega a los pulmones atravesando las grandes vías aéreas que los comunican. Dentro de los pulmones, el aire circula por los bronquios, conductos en forma de tubos que se dividen sucesivamente y se hacen cada vez más estrechos, los bronquiolos, y finalmente llega a los alvéolos pulmonares, fondos de saco a modo de globos diminutos donde se produce el intercambio de los gases respiratorios. En el pulmón, el oxígeno del aire pasa desde los alvéolos hasta los glóbulos rojos de la sangre para ser transportado a todas las células del cuerpo y el anhídrido carbónico disuelto en la sangre difunde en sentido contrario hacia los alvéolos para ser expulsado al exterior durante la espiración. Los pulmones están formados por un tejido muy elástico lo cual permite que el aire entre y salga de su interior con los movimientos respiratorios producidos gracias a la acción del diafragma (músculo localizado entre el tórax y el abdomen) y del resto de la musculatura respiratoria torácica. El asma es una enfermedad de los bronquios o vías aéreas situadas dentro de los pulmones.    

 

El asma es una enfermedad pulmonar obstructiva y difusa caracterizada por tos, dificultad para respirar y sibilancias (sonido del pecho como silbido). Es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas situada dentro de los pulmones. La característica que define el asma es la inflamación de los bronquios, lo cual conduce a que se hagan más gruesos y de luz más estrecha, produzcan más mocos y sus fibras musculares se contraigan con más facilidad.

Los bronquios inflamados son excesivamente irritables y muy sensibles al contacto con distintas sustancias inhalantes y antes determinadas situaciones, estímulos que en conjunto se llaman agentes desencadenantes. 

Síntomas del asma

- Tos: generalmente en accesos y de predominio nocturno y de madrugada, o bien en relación con las emociones (al reír o llorar) o el ejercicio físico.
- Sibilancias o pitos: ruidos en forma de pitos o silbidos al respirar 
- Opresión torácica: muchas veces manifestada como sensación de peso o tirantez en el pecho 
- Disnea o fatiga: dificultad para respirar que el niño/niña puede manifestar como respiración entrecortada o jadeo. En casos graves, la fatiga obliga a permanecer al niño/niña sentado y puede afectar su capacidad para hablar o incluso para alimentarse (en especial en los pequeños) 

Las señales de un ataque de asma pueden ser: sensación de constricción en el pecho, respiración forzada, tos sibilante, toser cuando no se tiene gripa, impaciencia al descansar o insomnio o falta de aire en los pulmones.

Como reducir la exposición a desencadenantes comunes:

- No tenga animales domésticos en casa
- Si debe tener un animal doméstico en casa, no permita nunca que entre al cuarto.
- Lave al animal domésticos todas las semanas
- Evite visitar casas con animales domésticos, o lleve siempre su fármaco de alivio cuando visite casas con animales domésticos.
- Evite los productos que contienen plumas, como almohadas o cojines
- Cubra colchones, cojines y almohadas con fundas de plástico herméticas.
- Lave todas las sábanas y las mantas una vez a la semana en agua caliente (>55º C)
- Mantenga en el interior de la casa una humedad relativa inferior al 50%.
- Quite todas las alfombras y moquetas, si es posible.
- Mantenga las ventanas cerradas en las estaciones con alta concentración de polen.
- Evite salir al exterior al mediodía y por la tarde cuando la concentración de polen y mohos es más alta.
- Evite las fuentes de mohos, como hojas húmedas y detritus de jardín.
- Utilice aire acondicionado, si es posible.
- Si sufre asma no fume, evite el humo del tabaco.
- No permita fumar en su domicilio.
- Anime a los miembros de la familia a dejar el tabaco o a evitar fumar alrededor de usted o su hijo.


 

Enfermedades Respiratorias

Son las infecciones que van desde la nariz hasta los pulmones. Son ocasionadas generalmente por microorganismos, sustancias tóxicas que se encuentran en el ambiente o bien por alergias. En su mayoría son de corta duración y se controlan fácilmente cuando se atienden oportunamente. Sólo en algunos casos las infecciones llegan a ser muy graves. Se consideran una de las cinco causas principales de muerte en el país, durante la temporada invernal.

Las infecciones respiratorias son la primera causa de consulta y ausencia laboral entre las enfermedades infecciosas. Son más frecuentes durante la época de frío. El que la gente se enferme más frecuentemente en la época de frío se debe a que los vellos de la nariz encargados de detener los microbios tienden a paralizarse, permitiendo la fácil entrada a los órganos respiratorios altos. Por otro lado la mucosa de la nariz no cumple su función de calentar el aire que entra a los pulmones cuando hace mucho frío, ocasionando que los microbios penetren hasta la tráquea y pulmones provocando infecciones más severas.

La seriedad de la enfermedad también depende de otros factores como el tipo de bacteria, las condiciones generales del paciente y de si es alérgico o no.

Dependiendo de la localización y de la etiología, las infecciones respiratorias se dividen corrientemente en infecciones de vía aérea superior (gripe, resfriado), infecciones del pulmón o neumonías y enfermedades infecciosas crónicas, la más importante de las cuales es la tuberculosis.


Enfermedades respiratorias más comunes

- Gripe
- Resfriado común
- Influenza
- Amigdalitis o enfermedad en las anginas
- Rinofaringitis
- Asma
- Bronquitis
- Pulmonía
- Otitis
- Tuberculosis 

Cómo prevenir enfermedades respiratorias

- Es recomendable utilizar bufandas o cubre bocas al salir a la calle
- No te expongas a cambios bruscos de temperatura
- Alimentarse bien
- Evitar lugares de alta concentración poblacional como cines, teatros, bares, autobuses, metro, etc.
- Lávate las manos con frecuencia, en especial después de tener contacto con personas enfermas
- Evita tocarte ojos, boca y nariz, ya que los gérmenes se diseminan cuando una persona toca algún objeto contaminado y luego se toca los ojos, boca o nariz.

 

 

 

CITAS

Clínica San Pablo

Av. El Polo 789 – Monterrico

Teléfono: 434-0310 / 610-3333 anexo 1140

E-mail: gavilano7@yahoo.es

 

Av. Los Fresnos 1357/1361 - La Molina

Teléfono consultorio: 365-2479 / 99933-4216

No hay artículos en esta familia