Loading...

View larger image

Mioma o Fibroma Uterino


[Contact us for a price]

Mioma o Fibroma Uterino

Los fibromas uterinos (también conocidos como mioma, leiomioma, leiomiomata y fibromioma) son tumores benignos (no cancerosos) que crecen dentro del tejido muscular del útero. Del 20% al 50% de mujeres en edad fértil tienen fibromas uterinos. Aunque muchas mujeres no tienen ningún problema, los síntomas pueden ser de una severidad tal que requieran de tratamiento.

El tamaño de los fibromas varía de muy pequeño (del tamaño de una moneda) a más grande que un melón. Un fibroma uterino de gran tamaño puede hacer que el útero se dilate hasta el tamaño de un embarazo de seis o siete meses. Puede haber un fibroma dominante o un conglomerado de varios fibromas pequeños.

Estas son tumoraciones del sistema reproductor de la mujer más frecuente, considerándose que entre un 20 y un 30 por ciento de las mujeres en edad reproductiva los tienen y no se asocian a un mayor riesgo de cáncer de útero.

Hay tres tipos principales de fibromas uterinos, principalmente clasificados según su localización dentro del útero:

Fibromas uterinos subserosos

Estos fibromas se desarrollan en la porción externa del útero y continúan su crecimiento hacia afuera.

Fibromas uterinos intramurales

El tipo de fibroma más común. Se desarrollan dentro de la pared uterina y se expanden haciendo que el útero se sienta más grande que lo normal (lo que puede provocar una cantidad de síntomas).

Fibromas uterinos submucosos

Estos fibromas se desarrollan justo por debajo de la pared de la cavidad uterina. Estos son los fibromas que tienen mayor efecto sobre las grandes hemorragias menstruales y los que pueden causar problemas de infertilidad y abortos espontáneos.

El por qué unas mujeres, a igualdad de condiciones, tienen miomas y otras no lo desconocemos. Se piensa que existe cierta predisposición genética a padecerlos. Pero lo que sí sabemos es que el útero de estas mujeres es más sensible a la acción de los estrógenos, ya que la ausencia de estos tumores en la infancia y su regresión en la menopausia apoyan la dependencia de los estrógenos de este tipo de tumor. Además es importante saber:

  • Que el tener un mioma no necesariamente implica tener que hacer cirugía y que existen una serie de medidas, farmacológicas o no, que pueden ayudar a frenar su crecimiento.
  • La importancia que tienen las revisiones ginecológicas periódicas, ya que el conocer que existe este problema nos permitirá aplicar cuanto antes las medidas oportunas para evitar que estos tumores benignos del útero sigan creciendo.
  • Que el tratamiento más agresivo es la cirugía. La extirpación del o de los miomas (miomectomías) será lo más idóneo en mujeres con deseos de tener hijos. En ocasiones se tendrá que recurrir a la extirpación del útero, con o sin ovarios.

Cuáles son los síntomas comunes de los fibromas uterinos?

• Períodos menstruales muy abundantes y prolongados
• Dolor detrás de las piernas
• Dolor o presión en la zona pélvica
• Dolor durante el acto sexual
• Presión en la vejiga que provoca una necesidad constante de orinar, incontinencia o la incapacidad para vaciar la vejiga
• Presión en los intestinos que puede llevar al estreñimiento y/o acumulación de gases
• Un abdomen distendido que puede confundirse con un aumento de peso o embarazo

 Cómo sé si tengo fibromas uterinos?

Durante una consulta para investigar estos síntomas, su médico verificará el tamaño de su útero. Si se siente agrandado, puede que le recete un ultrasonido o diagnóstico de imágenes por resonancia magnética (IRM), que puede confirmar la presencia, la localización y el tamaño de los fibromas. Después de identificar el tamaño y la localización de su fibroma o fibromas y, probablemente, después de realizarle otras pruebas diagnósticas es posible que su médico pueda descartar otras enfermedades potencialmente más graves y le ofrezca las opciones y el plan de tratamiento recomendado para los fibromas. Si no advierte ningún síntoma causado por los fibromas uterinos, no hay necesidad de tratarlos. Es posible que su médico quiera observarlos y verificar su crecimiento.

Tratamiento

En muchos casos solo se realiza un control periódico para ver la evolución del mioma en cuanto a tamaño y síntomas. Luego puede variar dependiendo de muchas variables como la edad, intensidad de síntomas, embarazo, si quiere quedarse embarazada, etc.

Como primera opción se trata con pastillas anticonceptivas. Se asocia a hierro vía oral para compensar las pérdidas por las abundantes reglas. Tratamiento sintomático de los dolores menstruales con antinflamatorios.

 

Retornar al Catálogo

 

Citas:

Clínica Miraflores

José Antonio Encinas 141 – Miraflores

(esq. cuadra 18 Av. Benavides)

Lima – PERÚ

Teléfonos: 691-0612 / 665-5495

Celular: 99405-8876 / 98105-7155

E-mail: contactenos@femfert.com

Web: www.femfert.com